La Junta de Política y Regulación Monetaria y Financiera otorgó el plazo adicional de 60 días adicionales para que clientes y bancos privados puedan acogerse, a solicitud de los clientes o por iniciativa directa de las entidades financieras previa notificación al cliente, al diferimiento extraordinario de obligaciones crediticia.

De igual manera, se amplía por 90 días adicionales para que las operaciones que no hubieren sido pagadas en la fecha de vencimiento sean transferidas a las correspondientes cuentas vencidas. Finalmente, se extendió la vigencia de la resolución No. 569-2020-F de 22 de marzo de 2020, para que tenga una vigencia de 180 días contados a partir de su expedición.

*Este boletín es de autoría de Fabara Abogados, cumple con un objetivo meramente informativo y no corresponde a una opinión legal, ni puede ser usado como asesoría.