La crisis sanitaria que atraviesa el mundo no solamente involucra temas sociales y de salud, sino también económicos. Ante esto, al igual que otras autoridades a nivel mundial, la autoridad de competencia ecuatoriana, la Superintendencia de Control del Poder de Mercado (SCPM), se ha pronunciado sobre las circunstancias particulares y problemas que podría generar esta crisis.

A través de un exhorto, la SCPM ha advertido a productores y comercializadores de dispositivos de protección respiratoria y antisépticos que eviten prácticas que podrían ser consideradas como abusivas, en especial aquellas que generen un incremento de precios. Entre estas conductas se encuentran: i) acuerdos anticompetitivos, ii) acaparamiento de productos, aumento injustificado de precios o márgenes de ganancia.

Al hacer esto, la SCPM ha actuado de manera similar a otras autoridades a nivel mundial que han visto un incremento exorbitante de precios de estos productos, también ha señalado que se mantendrá vigilante para evitar este tipo de conductas, garantizar la libre competencia y el bienestar de consumidores durante el estado de emergencia por el COVID-19.

De acuerdo con la LORCPM el cometimiento de estas prácticas anticompetitivas es severamente castigado, pudiéndose imponer multas de hasta el 12% de las ventas totales en el año inmediatamente anterior.

El accionar de la SCPM se suma a los esfuerzos de otras autoridades para controlar y evitar especulaciones en el precio de productos altamente demandados en esta crisis.

*Este boletín es de autoría de Fabara y Compañía Abogados, cumple con un objetivo meramente informativo y no corresponde a una opinión legal, ni puede ser usado como asesoría.